¿Por qué debes instalar suelos de microcemento en tu local comercial?

¿Por qué debes instalar suelos de microcemento en tu local comercial?

¿Por qué debes instalar suelos de microcemento en tu local comercial?

¿Por qué debes instalar suelos de microcemento en tu local comercial?

¿Estás buscando un suelo moderno y duradero para tu local comercial? Considera instalar suelos de microcemento. Estos ofrecen una solución innovadora que combina estética y funcionalidad para cualquier local comercial que quiera dar un toque moderno y elegante a su espacio.

Además, son una alternativa excelente porque representan una inversión a futuro, puesto que son durables, agradables a la vista y muy versátiles.

¿Qué es el suelo de microcemento?

Los suelos de microcemento son un tipo de revestimiento moderno y atractivo que se caracteriza por su apariencia suave y uniforme. Su proceso de elaboración se basa en una mezcla de cemento, arena y pigmentos que se aplican en capas muy finas sobre una superficie existente, como hormigón o madera.

Esta sencilla preparación hace que sean una solución asequible para cualquier presupuesto. El resultado final es un suelo liso y duradero que puede imitar el aspecto de otros materiales como el mármol, el granito o el terrazo.

Ventajas del suelo de microcemento

Este tipo de revestimiento para los suelos es muy utilizado en la actualidad gracias a las grandes ventajas que ofrece con respecto a otros materiales. Entre las más resaltantes están las siguientes:

Es rápido de instalar

Los suelos de microcemento se pueden instalar sin juntas. Esto significa que no hay que preocuparse por el montaje de las piezas y la posibilidad de que estas se abran con el tiempo.

Por eso, no requieren una preparación exhaustiva del subsuelo antes de la instalación. Solo se coloca sobre el suelo existente, sin necesidad de lijar o rellenar antes.

Es un material muy moderno

Los suelos de microcemento ofrecen un aspecto elegante y contemporáneo que es ideal para una amplia variedad de diseños de interiores. Además, vienen en una amplia gama de colores y texturas. Puedes personalizar el aspecto de tu local para que se adapte a las necesidades de tu negocio.

Es duro y resistente al rayado

Los suelos de microcemento son bastante robustos y duraderos. Son resistentes a las manchas, a las rayaduras y a la abrasión, lo que los hace ideales para ambientes de tráfico alto, como tiendas o restaurantes.

Esto significa que pueden durar mucho tiempo sin necesidad de reemplazarlos. Por eso, son una inversión a largo plazo muy rentable y económica.

Es fácil de mantener

En comparación con otros tipos de revestimientos de suelo, como la madera o el mármol, los suelos de microcemento son más económicos y fáciles de mantener.

En efecto, la madera requiere un acabado y sellado regular para prevenir la deformación y el moho. Por su parte, el mármol requiere un pulido y un sellado periódico para prevenir las manchas y el desgaste.

En cambio, debido a su composición, los suelos de microcemento no requieren un mantenimiento frecuente o caro. Además, son muy fáciles de limpiar y mantener. Con una simple limpieza con agua y jabón es posible mantenerlos en buen estado.

Ofrece una mejor adherencia

La adherencia es una de las principales ventajas del suelo de microcemento, ya que permite que el suelo se mantenga estable y seguro. Incluso, en superficies inclinadas o en áreas con un uso intensivo.

Esto es importante en espacios húmedos donde se camina con frecuencia, como los baños y las cocinas, donde el suelo puede ser resbaladizo.

Es más confortable

El microcemento es un material suave y uniforme que no tiene grietas ni irregularidades. Esto significa que es más cómodo para caminar descalzo, ya que no causa molestias en los pies. Por eso, también se recomienda para los baños y terrazas.

Por otra parte, los suelos de microcemento son térmicamente conductivos. Esto significa que no retienen el calor y ni se sienten fríos al caminar descalzo. Esto los hace más confortables para los pies.