Usos y características del hormigón impreso

Usos y características del hormigón impreso

Usos y características del hormigón impreso

Usos y características del hormigón impreso

El pavimento de hormigón impreso es una técnica de decoración muy popular. Se realiza mediante la aplicación de un mortero endurecedor continuo realizado in situ, generalmente con un color, sobre la superficie de un hormigón fresco.

Los morteros endurecedores son moldes especiales que pueden tener todo tipo de formas y diseños. Además, al final del proceso se debe aplicar una resina para la protección del hormigón. De esta manera, se puede tener un hormigón con textura, relieve o estampados.

¿En qué se caracteriza el hormigón impreso?

La composición química del pavimento de hormigón impreso (aglomerante, agregados, agua y algunos aditivos) ofrece un acabado que destaca por su gran dureza y resistencia, pero también por su atractivo.

En efecto, el amplio abanico de diseños que ofrecen los moldes de hormigón impreso permite tener pavimentos con todo tipo de formas y diseños. Serán muy resistentes y podrán durar muchos años.

Durabilidad

Este material es uno de los pavimentos más duraderos que existen. Ofrece una alta resistencia al tráfico y a diversos factores externos. Si es llevado por profesionales, respetando todos los protocolos en el procedimiento, el hormigón puede durar más de 20 años conservando su apariencia y solo con cuidados básicos.

Esto explica por qué es un material perfecto para usar en obras de calzadas, distintos tipos de parques, garajes o entradas a zonas residenciales.

Resistencia

Por otra parte, cabe destacar la resistencia del hormigón impreso. Aunque sea un revestimiento decorativo, tiene la capacidad de resistir cambios continuos de temperatura e incluso los rayos UV.

En efecto, el material se adapta sin problema a las distintas condiciones climáticas, desde el calor del verano a las heladas de las temporadas frías. Para ello, es necesaria una correcta aplicación y uso adecuado.

Fácil de mantener

El mantenimiento es bastante sencillo, ya que solo debe limpiarse continuamente (al menos una vez por semana). Este proceso puede realizarse con una aspiradora o una mopa y usando productos adecuados para este tipo de superficies. Se deben evitar los productos químicos fuertes y abrasivos, ya que en ocasiones pueden afectar el estampado del hormigón.

Estética

Uno de los puntos más fuertes del hormigón impreso es su cualidad estética, ya que no tiene límite en las formas y colores que se pueden conseguir. Además, esta cualidad de personalización en el diseño no es muy común en cualquier material de construcción.

Según la técnica y los moldes usados, el hormigón impreso puede imitar la apariencia de la piedra, el ladrillo, la madera, etc. Esto permite crear proyectos originales y que se adapten perfectamente al entorno.

Donde es posible emplear el hormigón impreso

Las ventajas de este tipo de hormigón lo convierten en un revestimiento decorativo especialmente útil para todo tipo de obras horizontales, ya sean exteriores o interiores. Además de su uso en pavimentos, también se pueden estampar moldes sobre paramentos verticales. Esta técnica se le conoce como “hormigón impreso vertical”.

El hormigón impreso para espacios exteriores

Este material de construcción se emplea generalmente para la pavimentación exterior en:

  • Parques
  • Centros comerciales
  • Aceras
  • Entradas a viviendas residenciales
  • Jardines
  • Terrazas
  • Garajes
  • Contorno de piscinas

Cabe destacar que no hay mejor material constructivo para espacios al aire libre como el hormigón impreso. Ofrece diversidad de diseños, rápida ejecución, costes más bajos, evita el crecimiento de hierbas, etc.

El hormigón impreso para espacios interiores

En el caso de los espacios interiores (habitaciones, baños, salones, oficinas, etc.) es una alternativa perfecta para reemplazar acabados de otros materiales como la madera, el ladrillo o la piedra. Es mucho más económico, resistente y su mantenimiento es mucho menos exigente.